Transcurren las edades,
vuelan los años;
somos la causa
de nuestra propia desgracia.
El alma inmortal pervive
mientras el fogoso amor vital
se consume como humo.


Diciembre 2015
Octubre 2018